4 episodios de Los Simpson donde la discapacidad se hace presente

La decisión de ver Los Simpson es una que debe tomarse sabiendo que no hay vuelta atrás. La incomodidad que causa la familia amarilla es tanta que ha generado protestas alrededor del mundo, pero al mismo tiempo ofrece diversión y entretenimiento a millones de fanáticos que incluso hacen suyas algunas frases ya icónicas ¿Por qué? Fácil, se trata de un relato satírico (nada exagerado) sobre la sociedad moderna.

Las famosas predicciones de Los Simpson, por ejemplo, no son otra cosa que un análisis serio de sus escritores, quienes ven en el mundo cotidiano una inspiración constante. El tema de la discapacidad no está exento de esa mirada y varios capítulos han relatado algunas experiencias que muestran a una sociedad incapaz de comprender en su totalidad lo que implica vivir y convivir con alguna condición, una sociedad como la de la vida real.

Dentro de los mejores capítulos de Los Simpson que ejemplifican lo anterior, está el que se emitió durante la temporada 9: Milagro en la Avenida Siempreviva (Miracle at the Evergreen Terrace). En él, Homero y Marge acuden de último momento a hacer las compras de navidad y, ante la prisa, el patriarca de la familia decide estacionar su auto en un cajón reservado para personas con discapacidad e incluso fingir que vive con alguna condición.

La imagen se ha convertido en meme y genera diversas reacciones, desde las que se muestran ofendidas por la descarada burla del personaje hasta quienes ven con humor algo que pasa en la ficción y que también ocurre en la realidad. Pero no es el único momento de Los Simpson en el que alguna situación como éstas aparece, por ello se presentan a continuación 5 episodios de Los Simpson donde la discapacidad se hace presente:

3×1 Papá está loco (Stark raving dad)

Este episodio debe su fama a la aparición del rey del pop, Michael Jackson. En la historia, Homero es ingresado en una institución de salud mental, donde convive con gente que presenta distintas condiciones psicosociales. Una de esas personas es un hombre que cree ser Michael Jackson. El capítulo muestra la manera en que lo diferente puede ser tachado de “loco” a través de pruebas médicas y la incomprensión de la sociedad ante el “falso” Michael, pues esto genera burlas y segregación.

8×20 El motín canino (The canine mutiny)

Bart está cansado de ser el único integrante de la familia en no recibir correspondencia, por lo que decide solicitar una tarjeta de crédito con la que hace todo tipo de compras. Una de ellas es un perro modelo, el cual termina reemplazando a “Ayudante de Santa” (su mascota). Éste último encuentra hogar con un hombre que vive en las afueras de la ciudad, al que Bart decide embaucar para recuperar a su perro. Pronto se da cuenta que se trata de un hombre ciego y desiste, pues sus valores le impiden atacar a un hombre de tales características (algo típico en la mayor parte de la sociedad: creer en la bondad automática de las PcD). Al final, el hombre es tan imperfecto como cualquiera pues es un adicto a la marihuana, hierba que comparte en una reunión con el cuerpo de policía local.

11×9 Un gran embaucador (Grift of the Magi)

Las debilidades del sistema educativo ante la discapacidad física se muestran en este episodio. Bart se rompe el coxis y se ve obligado a utilizar una silla de ruedas para su movilidad, algo que no puede realizar del todo pues la institución no está adaptada. Ante la insistencia, el director Skinner se alía con la mafia local para llenar la escuela de rampas (situación común cuando gobiernos e instituciones no saben de accesibilidad) y éstas son realizadas con pésima calidad y terminan causándole un problema económico. El episodio hace referencia a un código civil en desuso para reafirmar el desconocimiento de las autoridades en materia de discapacidad.

21×15 Robándose la primera base (Stealing first base)

Bart tiene una nueva novia: Nikki, a quien conoció cuando cambia de salón. En esa nueva aula está un alumno con discapacidad visual, que de inmediato es protegido por Nelson Muntz (el rufián de la escuela). La actitud de Nelson hacia este alumno subestima las capacidades del chico, quien al final es un niño como cualquier otro y logra burlarse del rufián haciéndole creer que con un puñetazo ha recuperado la vista. Nelson por fin es burlado y por el personaje menos esperado, por él y por la audiencia.

Es posible que algunos personajes de Los Simpson generen reacciones diversas e incluso las historias provoquen el enojo y la censura de algunas conciencias, pero es innegable que esta serie lleva más de 30 años confrontando a la sociedad con sus propios comportamientos y actitudes ante fenómenos que, incluso en la actualidad, siguen generando discusiones en las aulas y fuera de ellas.

Hay quienes aseguran que los episodios de Los Simpson han descendido en la calidad de sus historias y otros defienden la evolución de la serie, eso lo dirá el tiempo. Lo único que puede esperarse es que cada vez más se aprecie la inclusión de narrativas, en las que a través del humor y las risas, nos preguntemos qué tanto hemos avanzado como sociedad para que esos relatos nos incomoden en la ficción, pero poco se haga para que impacten fuerte en la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .