125 días después y sigue #ConadisMXSinTitular

El Consejo Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad (CONADIS) continúa acéfalo, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue sin nombrar a una persona que dirija la institución. A pesar de las exigencias de una buena parte de la sociedad civil para que siga este organismo, la única acción del gobierno federal en favor de las personas con discapacidad continúa siendo la Pensión para el Bienestar, de 2550 pesos bimestrales.

La ausencia de un titular retrasa actividades como generar políticas públicas que promuevan la inclusión social de las personas con discapacidad, así como el acompañamiento a otros organismos para sensibilizar en ese sentido. Esta preocupación queda plasmada en la reunión de más de 50 mil firmas en una petición de Change.org organizada por el colectivo La Discapacidad Nos Une, en la que exigen que no desaparezca la institución.

El presidente López Obrador se mantiene al margen de la discusión, enfatizando que su gobierno es el que mayor presupuesto ha destinado a este sector de la población. Sin embargo la comunidad que vive con discapacidad y sus ambientes cercanos (familiares, parejas, cuidadores/as), consideran insuficientes las acciones del Ejecutivo y llaman al diálogo constante también en causas que atraviesan a la discapacidad, como el recorte a las estancias infantiles y la reforma educativa.

Mientras tanto, la Secretaría de Bienestar continúa haciendo promoción de la Pensión que busca beneficiar a 1 millón de personas con discapacidad, especialmente aquellas que viven en situación de pobreza. Esta acción enfrenta también algunas controversias, como la insuficiencia del monto (menos de 50 pesos diarios) y la selección de beneficiarios a través del Censo del Bienestar, del que se desconoce la metodología y el número de censados.


Lee también: ¿Ya conoces el movimiento #ConadisMXsinTitular? Te lo explicamos en 5 puntos


Antecedentes de la falta de dirección

Durante la campaña electoral, la asociación civil Yo También (encabezada por las periodistas Katia D’Artigues y Barbara Anderson) envió un cuestionario a los candidatos y la candidata. En este ejercicio se buscó conocer las acciones planeadas para el sector de la población mexicana con discapacidad en caso de ganar la presidencia, además de obtener una opinión sobre lo que se ha hecho o dejado de hacer en el ámbito de la inclusión de este grupo social.

El entonces candidato López Obrador dejó ver que las personas con discapacidad tendrían un papel prioritario en su gobierno, además de prometer la creación de un Instituto de Atención a la Discapacidad. Realizó fuertes declaraciones en contra de la iniciativa privada conocida como Teletón (aunque meses después apareció en la transmisión televisiva y sostuvo una reunión con Fenando Landeros, presidente de la Fundación Teletón), criticó a las acciones de administraciones anteriores para con este sector y admitió que el vivir con una discapacidad habría “truncado” su plan de vida.

Esta fue la primera vez que los candidatos y la candidata hablaron exclusivamente del tema, pues en sus plataformas personales ya habían hecho alguna mención al respecto, pero sin detenerse en algún tema en particular.

El anuncio oficial del cambio

Andrés Manuel López Obrador obtuvo una victoria contundente el 1 de julio, más de la mitad de la población que acudió a votar le dio la presidencia de México. Al calor del triunfo y en un zócalo capitalino lleno de simpatizantes, el ganador de la elección anunció que el cambio estaba por llegar y nuevamente mencionó como prioridad de la denominada cuarta transformación a las personas con discapacidad.

Se refirió a este grupo como “discapacitados pobres” (término que se considera incorrecto para hablar de las personas con discapacidad) y anunció que desde el primer día de su gobierno gozarían de una pensión. Los miles que celebraban en esa plaza y los millones de personas que atestiguaban a la distancia su triunfo, fueron testigos del compromiso que hizo el ahora presidente con este y otros grupos en situación de vulnerabilidad.

Transición al nuevo gobierno

En la colonia Roma de la Ciudad de México, el presidente electo instaló su casa de transición. En ese inmueble dio anuncios sobre su plan de gobierno y los integrantes de su gabinete extendido, pues al elemental lo presentó durante la campaña. Fue en ese lugar de la capital del país donde se dio a conocer que Ariadna Montiel sería la subsecretaria de Bienestar, quien tendría dentro de sus obligaciones el gestionar el programa de Pensión para las personas con discapacidad.

El perfil de Montiel llamó la atención, pues es arquitecta de profesión y no se le conoce vínculo alguno con el tema de la discapacidad. La labor previa de la ahora subsecretaria se dio en la Red de Transporte Público de la Ciudad de México (RTP), durante la gestión de López Obrador como jefe de gobierno, y respondió a las órdenes de René Bejarano, quien se encarga actualmente de coordinar los programas sociales federales.

Y un día todo cambió

La administración del presidente López Obrador inició con cambios profundos en diversas áreas, entre los que destacan el recorte al presupuesto de varias entidades bajo la consigna de “austeridad republicana”. Entre esas instituciones se encontraba CONADIS, lo que provocó preocupación en el sector con discapacidad de la población mexicana, mismo que se manifestó de manera pacífica el 20 de diciembre de 2018 a las afueras de Palacio Nacional.

Derivado de esta acción, una comitiva fue recibida por autoridades federales sin que hasta el momento se hayan cumplido los compromisos ahí realizados, entre ellos una reunión con María Luisa Albores, secretaria de Bienestar, y el propio presidente de la República. Las movilizaciones continuaron en redes sociales con el conteo #ConadisMXsinTitular, iniciado el 30 de enero por la periodista Katia D’Artigues y apoyado por organizaciones como el colectivo La discapacidad nos une y Movimiento 3/12, entre muchas otras.

La actividad mediática continuó para ejercer presión sin que se produzca una solución, situación que se comparte en la Ciudad de México, donde el Instituto de las Personas con Discapacidad (INDISCAPACIDAD) tampoco cuenta con un titular nombrado por la jefa de gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo. Esta participación de las personas con discapacidad en los medios de comunicación no tiene precedente en México, una nación acostumbrada a una transmisión más emotiva y sentimental de la causa .


Te puede interesar:¿Qué dijo el diputado Hugo Ruiz Lustre sobre Conadis? Te lo explicamos en 4 puntos


CONADIS continúa con personal encargado, mismo que encabeza la arquitecta Alicia Loza y que durante la gestión de la doctora Mercedes Juan se desempeñó como Directora general adjunta de coordinación de políticas públicas. Ella, junto con la subsecretaria Montiel, encabezaron la primera sesión que la Asamblea Consultiva (órgano de acompañamiento del CONADIS) tuvo este año. El tema del titular tampoco se resolvió en esa reunión.

El rumbo de este organismo es incierto, pues dos senadoras (Claudia Anaya, del PRI, y Nancy de la Sierra, del PT) han propuesto una transformación de éste en Instituto, mientras que voces del gobierno federal apuntan a que se convertirá en una oficina de la presidencia, lo que le resta atribuciones y posibilidades de una agenda que garantice la inclusión social de los más de 7 millones de personas que viven con alguna discapacidad en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.