El ascenso en el uso de Internet a causa del confinamiento por COVID-19, reveló a la videollamada o videoconferencia como uno de los métodos de comunicación más eficaces. A través de este servicio de mensajería es posible compartir cualquier tipo de información, desde charlas informales con amigos hasta clases en línea.

Su naturaleza audiovisual supone un desafío para la inclusión de usuarios con discapacidades visuales y auditiva, especialmente, sin embargo las distintas plataformas que ofrecen el servicio de videoconferencia ya incluyen las opciones adecuadas para que la comunicación sea efectiva con ese sector de la población.

La mayor parte de estas adecuaciones permiten un proceso accesible en tiempo real, mientras que algunas otras características se almacenan para una posterior consulta de la información. Además resultan de gran ayuda para otros tipos de público con discapacidad, como aquellas personas que viven con condiciones psicosociales por ejemplo ¿Cuáles son y cómo funcionan? Llegó el momento de conocerlas

En la parte superior: Videoconferencia.
En la parte inferior como subtítulo: Definición de videoconferencia
En la parte inferior, 3 beneficios de las videoconferencias: optimización del tiempo, acortan distancias, efectividad en la comunicación
En la imagen se muestran 3 beneficios de las videoconferencias: optimización del tiempo, acortan las distancias y efectividad de la comunicación

Subtitulado, closed caption y transcripción

El Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA), dependiente del Real Patronato sobre Diseño y gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid, catalogó a las plataformas de videoconferencia Skype y Zoom como las más accesibles para personas con discapacidad auditiva.

Esto se debe a que permiten la generación automática de subtítulos en castellano, tanto en reuniones como en llamadas duales. Además Skype es compatible con lectores de pantalla como JAWS y VoiceOver. En el caso de Zoom, además de generar los subtítulos, permite asignar el rol de subtitulador a un integrante de la reunión (para ello hay que activar las opciones avanzadas en la configuración); lo mismo ocurre con Blackboard Collaborate.

En el caso de la generación automática de subtítulos, Google Meet y Jitsi también ofrecen el servicio, pero solamente en inglés. Sin embargo, Jitsi cuenta con el proyecto Jigasi que permite la transcripción en directo de la reunión mediante el uso de una cuenta Google Cloud; igualmente FaceTime ofrece transcripciones y éstas se guardan automáticamente en el historial de llamadas para ser consultadas. 

Lector de pantalla y uso del teclado

Google Meet cuenta con la opción de lector de pantalla y lupa para realizar las conversaciones accesibles a personas con discapacidad o debilidad visual. Esta función se complementa con las del buscador Chrome como zoom de página completa o color de alto contraste. De igual manera Zoom cuenta con un lector que se adapta a las últimas actualizaciones, tanto de lectores externos como del equipo en general.

Microsoft Teams tiene pocas opciones de accesibilidad y algunas de ellas están en fase beta, sin embargo el lector de pantalla JAWS facilita la comunicación digital para personas con discapacidad visual por su alta compatibilidad pues este lector sólo funciona con dispositivos Windows. En cambio si se es usuario de tecnología iOS (Apple), el lector de pantalla indicado es VoiceOver.

Consideraciones para discapacidad psicosocial

Las videoconferencias resultan ser una de las herramientas más útiles para las personas con discapacidad psicosocial. De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO, por sus siglas en inglés), las videoconferencias contribuyen a mantener vigente el contacto social aún en momentos de contingencia o aislamiento.

Profesionales de la salud mental, como psicoanalistas o especialistas en el manejo de las emociones, utilizan estas herramientas para continuar tratando a personas con condiciones como la ansiedad, depresión crónica y bipolaridad, por mencionar solamente algunas. Estas herramientas se complementan con servicios de mensajería, como los chats.


Te puede interesar: Adultos mayores encuentran compañía en el sector digital


Otros de los servicios que las plataformas de videollamadas ofrecen son el chat y los bots de conversaciones para hacer más accesible la comunicación con la interfaz. Además, casi todas las que se mencionan en este post cuentan con canales de atención al usuario para recibir sugerencias y quejas que beneficien el servicio de las personas con discapacidad que las utilicen.

De esta manera, servicios de educación en línea e incluso de teletrabajo, pueden encontrar la puerta de acceso a la inclusión de personas con discapacidad en los ámbitos educativo y laboral sin un costo adicional. Al mismo tiempo, la industria tecnológica evoluciona gracias a la interacción de los usuarios con sus productos, lo que a la larga se traduce en dispositivos aptos para todo tipo de público sin distinción