El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo de Argentina (INADI) difundió un video en Lengua de Señas Argentina (LSA) para prevenir el contagio de Coronavirus, destinado a brindar información sobre esta pandemia a toda la población con discapacidad auditiva y signante de la nación sudamericana. Su titular, la abogada Victoria Donda, fue la encargada de impulsar el material audiovisual que ya suma más de 6 mil reproducciones en Twitter.

El video en LSA también cuenta con subtitulaje y en él se explican las medidas básicas de cuidado y prevención ante la presencia del covid-19. En tan sólo 1 minuto, el intérprete explica a la audiencia las medidas básicas de higiene (como lavarse las manos y no tocar el rostro), así como la manera en la que debe protegerse una persona tras toser o estornudar.

La información sobre el Coronavirus ha tenido que desarrollarse de manera apresurada, pues el número de casos que se contabilizan a nivel internacional aumentan considerablemente, de acuerdo con un mapa que se actualiza en tiempo real. La población sorda que se comunica a través de lengua de señas puede perder estos datos importantes al no desarrollarse contenidos que le permitan cuidar su salud de manera responsable e informada.

Al igual que la dependencia argentina, el Departamento de Salud de Minnesota (EEUU) también realizó un material audiovisual para informar a la población señante de la importancia y cuidados ante el covid-19. La producción se realizó en Lengua de Señas Americana (ASL, por sus siglas en inglés). El video tiene una duración de 3 minutos y puede consultarse en el canal oficial de esa dependencia estadounidense.

En contraste, México ha omitido este mecanismo de comunicación. Durante la conferencia de prensa en la que los responsables del sector salud explicaron el estatus de la pandemia en el país, no se consideró al sector de la población que vive con discapacidad auditiva al emitirse sin la interpretación en Lengua de Señas Mexicana (LSM). Así lo evidenció en redes sociales la Coalición de Personas Sordas (CoPeSor).

Unos minutos después, la dependencia emitió un video animado como parte de su campaña de información para prevenir el Coronavirus en México. El material audiovisual tampoco cuenta con LSM, pero sí lleva subtítulos. De igual forma, el Consejo Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad (CONADIS) tampoco ha creado materiales al respecto y sus últimas interacciones en las redes sociales, hasta el cierre de edición, se produjeron el 9 de marzo para hacer eco del Día Internacional de la Mujer.

Aunque el pensamiento común es considerar a la lengua de señas como algo universal, la realidad es que es un idioma con estructura gramatical propia. La sintaxis y codificación se adecua de acuerdo con la lengua dominante de la región, así como otros factores relacionados con la comunicación local (como los regionalismos o el slang). Por esta razón, una persona que se comunica a través de ASL no podrá comprender la información si ésta se transmite en LSM, por ejemplo.

El acceso a la información es un derecho de las personas con discapacidad, expresado en el artículo 21 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. El mismo tratado internacional hace hincapié que la información debe facilitarse “de manera oportuna y sin costo adicional, en formatos accesibles y con las tecnologías adecuadas a los diferentes tipos de discapacidad”, en este caso la lengua de señas.